Cañón de Talampaya: parques nacionales en la Rioja Argentina

El Cañón de Talampaya en Argentina, es un espacio natural que conserva todos los detalles de los cambios que ha sufrido la Tierra en millones de años, tales como la aparición de grandes formaciones rocosas, jeroglíficos hechos por los primeros seres humanos y un antiguo caudal de un río ahora seco. Además, el cañón fue declarado por la Unesco como “Patrimonio de la Humanidad”, síntoma de la calidad de este paraje natural.

En 1977 el Cañón de Talampaya fue dado a conocer como maravilla natural por primera vez, cuando el periodista, investigador y escritor Federico B. Kirbus comenzó a difundir artículos ilustrados en los cuales señalaba los majestuosos paisajes que se encuentran en todo el territorio que comprende el cañón.

En 1975 fue declarado parque de la provincia de La Rioja, con el objetivo de convertir este territorio en un parque para proteger los yacimientos arqueológicos y paleontológicos que se encontraban en él. Pero en 1977 dejó de ser un parque regional para ser llamado parque nacional de Argentina.

Cañón de Talampaya
Cañón de Talampaya by HANNAN [CC BY-SA 2.5], vía

¿Cómo es el clima en el Cañón De Talampaya?

Este parque es resultado de movimientos tectónicos, de la erosión del agua, del viento y de varios factores de la naturaleza que han afectado este territorio durante millones de años. El clima en la zona es muy caliente de día y bastante frío de noche, también se viven fuertes lluvias en verano y vientos de alta velocidad en primavera.

El emplazamiento puede ser visitado cualquier día sin ningún problema, ya que su territorio es perfecto para las caminatas de exploración y para acampar, a pesar de sus cambios repentinos de temperatura y el clima en determinadas estaciones del año.

El Monje en Cañón de Talampaya
El Monje en Cañón de Talampaya by Cjeanrie [CC BY-SA 3.0], vía

¿Qué ver en el cañón?

El territorio, de características desérticas, muy parecidas al gran Cañón en Estados Unidos, se compone de tres sectores turísticos en los cuales se puede disfrutar de diferentes actividades como: caminatas de exploración, ciclismo, campamentos, grandes extensiones de cielo estrellado libre de contaminación lumínica (donde observará un espectáculo de constelaciones) y también espacios en los que conocerás los tesoros paleontológicos y arqueológicos que el parque tiene en su interior:

  • El Murallón: En este sector existen petroglifos tallados por las antiguas culturas indígenas que dejaron plasmadas formas como pumas, ñandúes y guanacos. También se pueden ver morteros cavados en piedra y un hermoso jardín botánico natural de 500 metros.
  • Los Cajones: Este trayecto avanza por un cañón que poco a poco se va estrechando hasta que los automóviles no pueden pasar. Al final de ese camino se llega a un lugar muy especial llamado los Pizarrones, se trata de un gran mural de 15 metros, en el cual están grabados dibujos indígenas de la antigua fauna del lugar y formas de seres humanos.
  • La ciudad perdida: Este es uno de los lugares más hermosos dentro del Cañón De Talampaya, el recorrido en este sector dura 6 horas, comenzando pasarás por el lecho del Río Gualo, luego continuarás hasta un bello mirador natural donde observarás una gran parte del parque. El paseo continua por un cráter de 3 kilómetros de extensión, el cual tiene increíbles formaciones en su interior producto de la erosión del agua, es lo más parecido a un laberinto hecho por la naturaleza.
Petroglifos de Talampaya
Petroglifos de Talampaya by Jorge Gobbi [CC BY 2.0], vía

Además de todos estos atractivos, el parque ofrece un panorama asombroso con bellos atardeceres, noches de clima frío y estrellas que no puedes perderte. Este es un lugar único que todo amante de la naturaleza y la cultura debe visitar, ya que conserva en su suelo la historia de nuestro planeta.

¿Te ha gustado este viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *