La playa de Gulpiyuri, un paraíso natural en miniatura

La playa de Gulpiyuri es un rincón paradisíaco escondido en la costa asturiana. A pesar de su indudable belleza es una de las playas menos conocidas de la zona, lo que ha contribuido a su buena conservación. Su belleza y sus características únicas hicieron que fuese declarada Monumento Natural y Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias en el año 2001.

Gulpiyuri se encuentra ubicada en el concejo de Llanes, concretamente al norte del pueblo de Naves, entre las localidades de Ribadesella y Llanes. Tan sólo se puede acceder a ella a pie desde la playa de San Antolín o desde Naves.

En enclave en el que se sitúa la playa de Gulpiyuri tiene un aire mágico. Aunque es una playa de mar, se encuentra orientada hacia el interior, entre prados y no abierta al mar como sucede generalmente con las playas.

El origen de la playa de Gulpiyuri se debe a que la erosión del mar sobre la piedra caliza del acantilado fue creando una cueva hacia el interior. En un determinado momento la cueva sufrió un fenómeno denominado dolina o torca, mediante el cual el fondo de la cueva se hundió. Esto creó un hueco circular de unos 50 metros de diámetro a una distancia de la costa de aproximadamente 100 metros. Puesto que el hundimiento permaneció conectado con la costa, el agua del mar se filtra entre las rocas creando esta maravillosa playa de fina arena dorada.

Si el hecho de ser una playa interior ya es extraordinario, las formaciones de roca caliza pobladas de vegetación verde intenso que la rodean terminan de convertir Gulpiyuri en un lugar mágico e idílico.

Por supuesto, dada su condición de playa interior, Gulpiyuri carece de oleaje y está muy bien protegida del viento, aunque los cambios en la marea si se notan en el nivel de agua. La profundidad es escasa, cubriéndo sólo si nos recostamos sobre el fondo. Por tanto, esta no es una playa para nadar, sino para relajarse y disfrutar de un entorno muy especial.

Imagen panorámica de la playa de Gulpiyuri
By Franciaio (Own work) [CC BY-SA 3.0]

Cómo llegar a la playa de Gulpiyuri

Encontrar la playa de Gulpiyuri no es fácil. Las indicaciones o señalizaciones en la carretera son bastante pobres y poco útiles para quienes no conocen la zona.

Tanto si se viene desde la localidad de Llanes como de Ribadesella, tendremos que coger la Autovía del Cantábrico hasta el pueblo de Naves, situado a unos 14 kilómetros de Llanes. Desde ahí, antes de entrar a Naves, debemos coger el desvío que nos encontramos a nuestra derecha, en la salida 313 – Naves/ Villahormes /Hontoria.

Cuando venimos desde Ribadesella simplemente cogemos la salida 313 y en la primera rotonda que nos encontramos cogemos la carretera que nos lleva al otro lado de la Autovía. A partir de ahí veremos algunas indicaciones hacia la playa de Gulpiyuri. Tendremos que continuar por un camino de tierra hasta llegar a un descampado donde es posible aparcar. Ese es el punto más próximo al que podemos llegar en coche, situado a unos 200 metros de la playa de Gulpiyuri. Esos 200 metros de distancia hemos de recorrerlos a pie a través de un camino de tierra que no tiene ninguna pendiente hasta que nos encontremos de frente con la belleza de Gulpiyuri.

Alternativamente, también se puede llegar hasta esta playa por la carretera comarcal AS-263. Por otro lado, desde la playa de San Antolín es posible llegar caminando.

Es normal que a pesar de estudiarnos la ruta antes de montar en el coche, nos perdamos un poco. Dada la escasez de indicaciones, es esos casos lo mejor es preguntar a cualquier persona que nos encontremos por la zona.

Como véis, el acceso a la playa de Gulpiyuri es algo engorroso pero en cuanto lleguéis y os encandile con su encanto no os importará volver a hacer ese camino una y mil veces más.

¿Te ha gustado este viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *