La historia del Monte Rushmore y sus presidentes

La cara sureste del monte Rushmore, en Nacional Hills (Dakota del Sur) es el emplazamiento de uno de los monumentos más emblemáticos de los EE.UU, las caras talladas de los presidentes George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt. Conocido también como el “Santuario de la Democracia”, el Monte Rushmore recibe cada año más de 2 millones de visitantes, lo que lo convierte en una de las atracciones más populares del país.

Bajo el mando del escultor Gutzon Borglum el proyecto comenzó en 1927 y se concluyó en 1941. Durante ese periodo se necesitaron unos 400 trabajadores, que trabajaron en condiciones peligrosas para eliminar un total de 450.000 toneladas de roca, dando forma a las gigantescas cabezas talladas de 18 metros de altura.

Un poco de historia

El nombre de la montaña proviene del abogado Charles E. Rushmore, que viajó a Black Hills en 1884 para inspeccionar las concesiones mineras de la región. Cuando Charles preguntó en el pueblo cercano por el nombre de la montaña nadie supo decirle, así que la bautizó con el nombre de pico Rusmhore, y con el tiempo pasó a llamarse Monte Rushmore.

Más tarde en 1920, al historiador Doane Robinson de Dakota del Sur tuvo la idea de esculpir “las agujas”, varios pilares gigantes de granito con la forma de héroes occidentales históricos. Para ello, en 1924 contactó con Gutzon Borglum, un escultor estadounidense de origen danés que propuso esculpir a George Washington y Abraham Lincoln, con el fin de atraer el interés nacional. Más tarde se añadirían a la lista Theodore Roosevelt y Thomas Jefferson, en reconocimiento a sus contribuciones al nacimiento de la democracia y al desarrollo de Estados Unidos.

Durante su segunda visita a Black Hills en agosto de 1925 Borglum seleccionó el Monte Rushmore como lugar idóneo para su escultura. A pesar de que los estadounidenses y los ecologistas locales se negaron, por considerar que se trataba de una profanación del paisaje natural, Robinson trabajó sin descanso para recaudar los fondos necesarios para realizar el proyecto. En 1927 Robinson logró el apoyo del presidente Calvin Coolidge, quien aportó fondos federales al proyecto y creó la Comisión Nacional Memorial del Monte Rushmore para supervisar el proyecto. En octubre de ese mismo año comenzó la talla.

¿Como se hizo?

Para tallar las cuatro cabezas de los presidentes en el granito del Monte Rushmore, Borglum utilizó nuevos métodos aparte de los tradicionales martillos y cinceles, los cuales implicaron el uso de martillos neumáticos y dinamita para acabar rápidamente con las toneladas de roca necesarias para desvelar las caras. En total se retiraron 450.000 toneladas, por los 400 trabajadores que participaron  en el proyecto, de las cuales una buena parte aún se puede ver en la base de la montaña. Aunque el trabajo fue arduo y peligroso, ningun trabajador perdió la vida durante el tallado de las cabezas.

Algunas curiosidades

Inicialmente, el diseño contemplaba a los presidentes representados desde la cintura, pero la falta de fondos llevó a finalizar la obra en las caras.

En 1937 se propuso añadir a la obra la cara de la líder feminista y sufragista Susan B. Anthony, sin embargo el proyecto de ley no prosperó por los elevados costes de la escultura.

La obra se hizo aún más popular cuando en 1959, Alfred Hitchcock eligió la montaña como escenario para la famosa escena de la persecución de la película “con la muerte en los talones“. A pesar de que Dakota del Sur no le permitió filmar en el Monte Rushmore, Hitchcock uso una maqueta a escala construida en el interior de uno de los estudios de Hollywood.

Monte Rushmore

¿Te ha gustado este viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *