Escapada fin de semana por Europa: castillo de Lichtenstein

En esta escapada fin de semana por europa nos vamos de viaje hasta Alemania para visitar uno de los castillos europeos más emblemáticos: el castillo de Lichtenstein.

Al suroeste de Alemania, en el estado de Baden-Wurtemberg, se erige esta bella fortaleza, que domina el paisaje, alzandose majestuosa sobre el bosque de Jura de Sauabia.

Fueron los Caballeros de Lichtenstein quienes en 1390 decidieron edificar el castillo en un emplazamiento cercano a su anterior baluarte, destruido años antes en unos conflictos conocidos como las guerras de las ciudades. Una vez terminado, el castillo se convirtió en uno de los más fortificados de sus tiempos, resistiendo todos los embates de la guerra sin caer en ningún asedio. Lamentablemente 2 siglos después dejo de ser sede ducal y fue abandonado, por lo que se deterioro gravemente.

Tuvieron que pasar varios siglos haste que en el año 1837, el duque Wilhelm Urach, conde de Wurtembergm, decidiera restaurar el castillo, inspirado por la novela Lichtenstein de Wilhelm Hauff. En dicha reforma, orquestada por el arquitecto Carl Alexander Heideloff, se añadieron varios edificios anexos, una capilla y un amplio jardín, conservando las tres primeras plantas del edificio. Ya en 1980 fue restaurada la torre, el tejado y la muralla exterior dejando el castillo prácticamente terminado a falta del último piso que se restauro en 2002 y donde actualmente se encuentra el museo de armaduras y armas históricas.

En la actualidad el castillo de Lichtenstein sigue estando en manos de los duques de Urach, que lo mantienen convertido en museo y abierto al público para que podamos disfrutarlo en nuestra escapada fin de semana por Europa.

No dejen de visitar este pintoresco castillo medieval rodeado de verdes mantos, cuya decoración de corte neogótico hará volar su imaginación a los clásicos cuentos de hadas, donde caballeros de armadura reluciente y dragones escupe fuego peleaban por salvar a la princesa. Sin lugar a dudas un lugar mágico entre las escapadas que se pueden hacer sin salir de Europa.

Castillo de Linchestein

¿Te ha gustado este viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *