Cascada de Gujuli: un salto vertical con más de 100 metros de altura

La Cascada de Gujuli, se encuentra ubicada en Gujuli, un municipio de la provincia española de Álava. La caída de agua de unos 100 metros de altura es considerada una de las más altas de España y es visible desde un mirador situado al borde del mismo precipicio.

El espectacular salto recibe su caudal del río Juandia y está enmarcado en un paraje extraordinario a tan solo 30 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, si bien para poder disfrutar de la cascada en todo su esplendor es preciso visitarla durante las estaciones de otoño y primavera, cuando el abundante caudal hace más espectacular si cabe el tronar del agua al descender por la roca.

¿Como llegar a la cascada de Gujuli?

Es posible recrearse con esta hermosa visión desde el mirador que se sitúa en la vertiente contraria de la espectacular caída del río, desde donde contarás con un espacio adecuado para, además de mirar, poder realizar tomas panorámicas tanto en fotografía como en vídeo.

La cascada desde el mirador

Si vienes por la carretera que comunica Bilbao y La Victoria, debes tomar el desvío que se encuentra en la carretera A-2521 que conduce hasta Goiuri (nombre que se le da a Gujuli en euskera), partiendo desde la localidad de Izarra. Esta vía que te conducirá a la bella Cascada De Gujuli, perteneciente al Parque Natural Gorbea.

Puedes aparcar tranquilamente en la zona especialmente creada para ello junto a la vía y luego caminar alrededor de 5 minutos hasta el mirador.

Visitar la Cascada desde la iglesia

Otra manera de visitar la cascada de Gujuli es por la vía que parte desde la iglesia románica de Goiuri, trás la cual te encontrarás con unas puertas giratorias para llegar a las vías del tren de la línea Bilbao-Madrid. Al cruzarlas, ya te encontrarás con el segundo salto de agua de mayor altura de todo el país Vasco.

A diferencia del mirador principal, esta área no cuenta con barandas ni con ningún tipo de acondicionamiento que provea de seguridad a quienes se acerquen a mirar la cascada. Por eso es importante que tengas muy en cuenta que la seguridad en este lado de la cima de la caída de agua corre por tu cuenta, así que si tomas esta ruta debes andar con sumo cuidado.

La leyenda de la cascada de Gujuli

La belleza natural no es lo único que convierte a esta cascada en un gran atractivo turístico ya que en torno a ella existe una leyenda que le aporta un toque mitológico al origen de este fenómeno natural.

Cuenta el saber popular que un hombre a quienes sus padres habían dado el nombre de Urjauzi (que significa Cascada), paseaba a orillas del río Altube donde se encontró a una bruja (lamia), de aspecto muy bello. Sin percatarse de la presencia del hombre, miró un espejo que llevaba consigo y deseó un peine de oro, el cual apareció de manera instantánea en sus manos. Sorprendido, Urjauzi tomó el espejo en un descuido y huyó, utilizándolo desde ese momento para obtener grandes riquezas.

Pasado el tiempo, la bruja lo descubrió aferrado al espejo bajo un haya, medio dormido no se percató de quién le preguntaba por su nombre y respondió sin sospechar que se trataba de la dueña del espejo. El espejo había sido colocado de forma que Urjauzi lo estuviese mirando al pronunciar su nombre. Desde ese entonces, el hombre quedó convertido en cascada ya que eso significaba su nombre y había sido pronunciado frente al espejo que convertía los deseos en realidad.

Definitivamente, se trata de todo un paraje turístico que no puedes perderte cuando visites el país vasco y des un paseo por el parque natural Gorbea. Te aseguro que no te arrepentirás de hacer una parada en este espléndido salto de agua que nada tiene que envidiar a otras cascadas de países lejanos.

Cascada de Gujuli
Cascada de Gujuli by Gazpa [GFDL or CC-BY-SA-3.0], via

¿Te ha gustado este viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *