Isla Blue Lagoon: el lago azul de las Bahamas

La Isla Blue Lagoon (la isla del lago azul), cuyo nombre oficial es Salt Kay, es una pequeña extensión de terreno situada a 5 km de Nassau, en las Bahamas. La isla se caracteriza por sus playas de arena blanca y el famoso lago natural que contiene, donde actualmente se realizan exhibiciones con delfines y leones marinos.

Historia de la Isla Blue Lagoon

En la antigüedad, antes de ser una zona de recreo, allá por el siglo XVIII, la Isla Blue Lagoon fue parada de piratas, comerciantes y bucaneros, un descanso previo antes de entrar al puerto de Nassau, que aprovechan para recolectar sal de la laguna, con la que conservaban sus alimentos, motivo por el cual se le llamó Salt Key.

En 1875, la isla fue comprada por Charles King-Harmon a Gran Bretaña por tan 35 libras, quien la poseería durante unos 11 años. Charles, que posteriormente sería nombrado administrador de colonias de todo el Imperio Británico y que incluso llegó a ser gobernador de Chipre, vendió Blue Lagoon en 1886 a Sir Augustus John Adderley, un famoso escritor de la época, por 105 libras.

Más tarde, el escritor vendió la propiedad a dos estadounidenses que deseaban cultivar la tierra, pero su empresa fracasó y tuvieron que mal vender de nuevo la Isla Blue Lagoon perdiendo dinero. Tras ellos, un nuevo propietario, conocido como Abraham Van Winkle, contrató a cientos de trabajadores para renovar el paisaje de la isla. Van Winkle y sus obreros plantaron miles de palmeras en Blue Lagoon Island y construyeron numerosos caminos de hormigón, para posteriormente importar numerosas especies animales y crear una especie de paraíso privado.

Ya en 1916 Van Winkle vendió la finca a John T. McCutcheon por 17.500$ quien la bautizó como “la isla del tesoro” y cuya familia mantuvo durante tres generaciones más, hasta que en 1979, los McCutcheon no pudieron mantenerla y se vieron obligados a venderla al actual propietario, LA meister, que actualmente gestiona la isla y todas los lugares de interés histórico que contiene.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Isla Blue Lagoon fue usada como base de entrenamiento por los aliados, que probaron allí sus explosivos submarinos. Estadounidenses y británicos estuvieron practicando detonaciones en la isla durante al menos un año, tiempo en el que debilitaron el acantilado sobre el que descansa el pequeño fuerte.

Blue Lagoon Island en la actualidad

El viejo fuerte construido por Van Winkle, ahora es una torre que domina la isla, construida sobre los restos de la torre original por el arquitecto Howard Shaw. En ella  se guardan numerosas reliquias y artefactos de la época, que fueron rescatados por John McCutcheon. La laguna azul, por su parte, es una reserva donde se cuida de leones marinos y delfines, gestionada por Dolphin Encounters desde 1993.

Actualmente sus instalaciones educativas y comerciales permiten a los visitantes observar e interactuar con los mamíferos marinos, algunos de ellos famosos por haber aparecido en películas de cine. La isla es una de las atracciones turísticas más populares de Nassau y recibe al año millones de visitantes e incluso algunas celebridades, entre las que se incluyen algunos miembros de la nobleza europea.

blue lagoon island

¿Te ha gustado este viaje?

One thought on “Isla Blue Lagoon: el lago azul de las Bahamas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *